martes, 28 de abril de 2015

Reseña para escritores #1: Will Grayson will grayson

Reseñas para escritores: Para aprender a escribir hay que leer, leer, leer y leer. "Lee sobre todo a los grandes, para imitar sus patrones y talento. Lee un poquito a los malos, para reconocer sus errores y aprender de ellos. Lee ficción, lee ensayo, lee sobre el acto de escribir."



Título: Will Grayson, will grayson


Autores: John Green y David Levithan


Editorial: Penguin Random House


Sello: Nube de Tinta


Páginas 336


"Tal vez hay algo que tienes miedo de decir, o alguien a quien tengas miedo de amar, o un lugar al que tienes miedo de ir. Te va a doler. Te va a doler porque importa”



Sí, sí, ya sé que dije que trataría de actualizar el blog al menos tres veces por semana, pero la palabra clave allí era “tratar”. Fallé. Lo asumo, lo acepto y vuelvo a intentar. ¡Hoy es martes, día de post! Y además, arrancamos con otro de mis desafíos: la Primer Reseña para Escritores.

Sinopsis:
Will Grayson solo tiene un objetivo en la vida: vivir tranquilo, sin que nadie se fije en él. El problema es su mejor amigo: Tiny Cooper. Él no es alguien que pase desapercibido, y cuando decide crear un musical autobiográficolas cosas se ponen muy complicadas para Will...
will grayson, en cambio, es un chico sin nada bueno a lo que agarrarse. La única excepción, lo que realmente hace que la vida merezca la pena, es su relación online con Isaac.
Una fría noche de invierno, Will Grayson y will grayson se cruzarán en Chicago. Lo que pasará cuando se encuentren los llevará en direcciones que nunca hubieran imaginado, pero sobre todo hacia la amistad, el amor y, por supuesto, hacia el musical autobiográfico más fabuloso jamás representado en un instituto.

Hace ya un par de semanas que leí el libro. No por sus autores, sino porque me indignó la sinopsis con eso de que eran chicos sin nada bueno en la vida, ni siquiera aspiraciones que no fueran vivir tranquilos. ¡Por favor, tienen entre 16 y 17 años! Todos los chicos de esa edad esperan algo en la vida, que les pase alguna cosa emocionante, no sé… Bueno, la cuestión es que empecé protestando en mi muro y terminaron enganchándome para hacer una reseña… Caí.
Así que si ya leyeron mi reseña de este libro, que hice para la edición de abril de la revista Huellas de Tinta, que pueden visitar o leer en ISSUU siguiendo los enlaces, van a ver que esta es distinta. Aquella está hecha para lectores y esta tiene una visión especial, ya que es mi primer “Reseña para escritores”.

Los autores y el tema de la novela:

Para empezar, esta historia está escrita “a cuatro manos” por John Green, súper conocido por “Bajo la misma estrella”, “Ciudades de papel”, y otros títulos; y por David Levithan, autor de “Boys meet boys”, “Two boys kissing”, entre sus obras más representativas.
Es decir: tenemos a John, que ha descubierto la fórmula para escribir drama para adolescentes y a David que suele orientar sus historias a temáticas homosexuales.
Ustedes se preguntarán: “¿Entonces es una historia dramática sobre adolescentes homosexuales?” La respuesta es “no”. Aunque la mitad de los personajes sean chicos homosexuales, la novela fue escrita para hablar sobre la aceptación. Los personajes, en el transcurso de un mes y medio (aproximadamente), aprenden a aceptar a los amigos, con sus egoísmos y excentricidades, y a sí mismos, con sus ideas radicales o una profunda depresión. Trata sobre la verdad. Que la certeza absoluta no existe; que algo puede ser una mentira y a la vez resultar cierto; que es más fácil mentirse a sí mismo que a los demás. Y por supuesto, también trata de la amistad.
Muestra situaciones complejas, como toda la maraña de sentimientos que puede experimentar un adolescente que se prohíbe sentir (incluso cuando le gusta una chica, pero se dice a sí mismo que no le gusta, para no quebrar esa regla autoimpuesta).

W.G.: 
“…sigues dos reglas muy sencillas: 
1) no dar demasiada importancia, y 2) callarte. 
Todas las desgracias que me han sucedido en la vida han sido consecuencia de no haber cumplido una de estas dos reglas”

Muestra también la depresión, y esa ilógica negatividad hacia el mundo, inexplicable e insalvable, incluso después de haber “salido del closet”, cuando uno puede pensar que ya todo irá mejor, pero no, porque la depresión no funciona así.

w.g.:
 “Estoy dividido constantemente entre matarme 
o matar a todos los que están a mi alrededor”

La trama y el estilo:

No voy a darles un resumen de la historia, no tienen una trama muy profunda y ya suficientes datos hay en la sinopsis, dar más, sería tirar spoilers. Basta con decir que todo termina girando en torno a la preparación de un musical.
Es muy amena y rápida de leer. Tiene un lenguaje absolutamente informal, lleno de palabrotas e insultos como la forma de hablar común de los personajes, y la visión cínica del mundo que los rodea expresada con muchísimo sarcasmo. Si bien es muy, pero muy divertida, arrancando sonrisas en casi todas las páginas, también se pone profunda y oscura cuando los protagonistas hacen introspectiva explorando su soledad, la depresión y el aislamiento autoimpuesto.
Parte del estilo, también se puede apreciar en la forma “visual” de diferenciar los puntos de vista de ambos narradores.

El Will Grayson escrito por John Green pone todos los nombres propios con mayúsculas (como corresponde) y las conversaciones entre los personajes se expresan con guiones de diálogo. Hasta ahí, todo bien.

El will grayson escrito por David Levithan, no pone las mayúsculas ¡jamás! Ni en los nombres propios, ni al principio de la oración. Nunca. Una aberración. Además, los diálogos están expresados como un guión de teatro. No sé si verlo como una innovación o como un fallo.
“yo: dame café.
maura: cómprate tu puto café.”

Mi opinión:

Esa diferencia visual entre narradores es exasperante y cuesta mucho acostumbrarse. Pude llegar a pensar que no era necesario, pero es que todos los personajes son similares, sin propósitos ni aspiraciones, sin una forma de reaccionar significativa, ni perspectiva. No me gusta que hayan pintado a todos los demás personajes de esa forma tan apagada, como si todos los adolescentes fueran entes que transitan el mundo en piloto automático. De hecho, en algunos casos, si no fuera por la falta de mayúsculas o los diálogos de teatro, uno no sabría cuál de los dos Will Grayson está narrando.
El único con personalidad propia, es el protagonista: Tiny Cooper. Podrán decir que no es así, pero Will Grayson y will grayson no son más que los narradores, el verdadero protagonista es Tiny, quien lleva la trama, mueve a los demás personajes, es el causante de todos los cambios y quien lleva la voz cantante (literalmente).

" Tiny Cooper no es la persona más gay del mundo,
 y no es la persona más gorda del mundo, 
pero creo que podría ser la persona más gorda del mundo que es muy muy gay, 
y también la persona más gay del mundo que es muy muy gorda."

Puede que la opacidad de los personajes fuera intencional, para que Tiny brille más; pero aun así, no me cierra.

La forma de escribir la misma historia “a cuatro manos” me encanta. Me recuerda mis épocas de rolera. Me han dado unas ganas terribles de escribir un relato con alguien más. Ojalá aparezca algún/a voluntario/a.

Enfocándonos en nuestro tema:

Como decía Gabriella: “Lee sobre todo a los grandes, para imitar sus patrones y talento. Lee un poquito a los malos, para reconocer sus errores y aprender de ellos.”

No es que John Green sea de los grandes, pero hay que admitir que tiene talento para expresarse con claridad y para enviar mensajes concretos en cada una de sus obras.
El tipo vende libros a camionadas, eso no hay quién lo discuta.
Volviendo a su forma concisa de contar la historia: tenemos personajes egoístas con sus amigos, que hacen un análisis de lo que sienten y quieren, para luego evolucionar y convertirse en amigos más tolerantes. Eso es algo que rescato de este autor, que no hace historias complejas o rebuscadas, sino que toma cosas cotidianas y sencillas (buenas o malas) y las usa para dar una visión clara sobre la sociedad.

Respecto a David Levithan, no voy a decir que es malo, pero considero que su forma de expresar los diálogos fue más un error que una innovación y la supresión de las mayúsculas… una aberración ortográfica.
Chicos…, gente que empieza en esto de escribir…, autores noveles que buscan editorial “no hagan lo que hizo David”, salvo que tengan como coautor a un “superventas” o el respaldo de una mega editorial internacional, si presentan un borrador sin mayúsculas o sin guiones de diálogo, se lo van a rechazar.
No entiendo lo que quiso lograr este hombre. En realidad, el personaje del Will Grayson depresivo está muy bien logrado. Conozco esa enfermedad y creo que la ha mostrado tal cual es. Desarrolló un personaje muy sincero y coherente consigo mismo. No era necesario degradarlo quitando las mayúsculas de su relato.
Y respecto a los diálogos sin guion: son muy poco prácticos, porque no dan lugar a poner acciones o expresiones en medio, como con guiones normales. No se sabe si hablan en broma, serios o con algún gesto.

Es mi punto de vista. Se podrían debatir muchas cosas acerca del libro: la técnica narrativa, la forma en que idolatra la amistad, la manera en que retrata a los adolescentes, la falta de conflictos sobre la homosexualidad, la depresión reflejada de la forma cruel que en verdad es y las extrañas aristas del amor. Así que, si pueden léanlo pronto, así debatimos juntos todos estos temas controvertidos.

Y si alguien también quiere escribir un relato a cuatro manos, ¡bienvenid@! 

Estoy buscando coautor.


7 comentarios:

  1. Hola. Gracias por la reseña. A mi este libro no me termina de atraer por el momento. Yp tambien escribo y si quieres podriamos hablar de la novela a cuatro manos. Aunque me parece todo un desafio. Me quedo por aqui. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna. Qué genia.
      Sí, se que escribes, ya he andado por tu blog, aunque todavía no te he hecho ningún comentario.
      Pronto, lo prometo.
      Escribir a cuatro manos es un desafío, pero no algo imposible. ¿Nunca vas jugado rol por foro? Te voy a buscar en facebook, así charlamos.

      Eliminar
    2. *sé
      *has
      P/d: perdón, dedos gordos + pequeñas teclas digitales = horrores ortográficos.

      Eliminar
  2. hola!! venimos de la campaña pequeños blog unidos!! ya te seguimos!!
    __cuchus__

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chicas, pronto les dejaré mis comentarios. Gracias por seguirme.

      Eliminar
  3. Te nomine a un premio en mi blogger :) un beso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Cecilia! ¡También querés ser escritora! Qué genia.
    Ya estoy siguiendo tu blog.

    Muchas gracias por la nominación. ¡Mi primer nominación! Woaaawww.
    Pronto la haré, muchas gracias.

    ResponderEliminar

Quiero conocer tu opinión. Mándala por aquí, por facebook, twitter, email a gorelia@live.com.ar, o como te quede más cómodo, la esperaré...