viernes, 15 de mayo de 2015

Métodos de escritura de Dan Wells (parte 4) Asustar al lector

Asustar al lector



Si queridos soñadores, el autor de la aclamada serie “I am not a serial killer”, nos dio una clase sobre como “asustar al lector”

Fue muy intensa, llena de teoría y también de práctica. Nos hizo escribir montones de microrrelatos, que fuimos compartiendo con los demás y así descubrimos también el talento de nuestros compañeros.


Perdón si queda muy largo, pero no podía cortarlo al medio, así que a armarse de paciencia y que les resulte entretenido.

Todo lo que escribimos está destinado a provocar distintas emociones en el lector. Queremos que sienta la adrenalina de la aventura y no suelte el libro hasta saber qué sucederá en el próximo capítulo. Queremos que se enamoren de nuestros personajes. Pero si lo que queremos es que sientan el suspenso y el terror, nuestra meta será poner escenas de miedo que hagan que tenga que dormir con la luz encendida.

Si uno escribe una escena de terror, es justamente porque busca que el lector se asuste, que experimente las distintas sensaciones que llevan al clímax del miedo.

Estas pautas no son excluyentes ni obligatorias, pero si prestan atención, cada uno de estos tips puede, con apenas unas palabras más en nuestro relato, causar un impacto más fuerte en el lector.

El proceso para asustar a nuestro lector, para impactarlo con nuestra escena de miedo, puede tener distintas etapas.

1.       Establecer lo normal y quebrarlo.

Cuando en una historia sucede algo que debería causar una situación de inquietud en el lector, no es lo mismo plantearla directamente, que exponer primero la forma normal de las cosas.

Puedes escribir “El ascensor se detuvo a mitad de camino y quedamos a oscuras”, pero causará más impacto si primero describes la forma monótona en que el ascensor subía, la melodía somnolienta que surgía de los altavoces y al señor mayor con habilidad para silbarla, justo en el momento que se oye un agudo rechinido y el ascensor se detiene, la electricidad principal se va, encendiéndose una verdosa luz de emergencia.

“Oí un estruendo en la cocina”, no es lo mismo que empezar diciendo que estabas en tu habitación leyendo cuando te llamó la atención un estruendo que parecía venir de la cocina. 
Es un detalle apenas, pero tiene otro impacto al leerlo.

2.       Algo conocido llega a ser desconocido

Cuando algo cotidiano y normal empieza a actuar de forma distinta, eso provoca miedo. No nos gusta que nos saquen de nuestra zona de confort. No nos gusta que nos muestren cosas que no deberían ser así.

También se aplica a las personas, porque tenemos una idea de la forma en que debe comportarse una determinada persona según su edad o condición y si hacen algo que no deberían hacer, eso produce un impacto en el lector.

Dan dio dos ejemplos:

-Un objeto actuando distinto: En la película Tiburón (según él, la mejor película del mundo), hay en una parte en que dos hombres están en un muelle e intentan pescar al tiburón enganchando un pedazo de carne a una cadena. En la escena nunca se muestra al tiburón, pero en un momento dado, la cadena empieza a entrar en el agua, hasta que queda tan tirante que hace que toda una sección del muelle se rompa y los hombres caen al agua. Desde allí, ellos ven como la sección rota del muelle, primero se aleja, luego da una vuelta y regresa a ellos a máxima velocidad. Nadie ve al tiburón, pero la tensión la provoca el pedazo de muelle que se desplaza sobre el agua ¡los muelles no hacen eso! ¿Dónde se ha visto un pedazo de madera que se mueva solo porque lo arrastra una cadena sumergida? Uno deduce que es el tiburón el responsable, pero ¿qué pasará con los hombres? ¿Llegará primero el supuesto tiburón y los morderá? ¿O era otra cosa y en realidad terminarán aplastados por el pedazo de muelle convertido en proyectil flotante? Sinceramente, no lo recuerdo…


-Personas actuando en forma desconocida: Los ejemplos de personas actuando distinto son comunes en las historias de zombis. Allí los malos son representados por tus vecinos, tus hijos, tus padres, tu novia/o, que quieren destrozarte o comerte crudo. Ese no es un comportamiento normal (o no debería serlo).
En una escena, iba una señora en su auto y en medio de la calle había tres niñas, vestidas de princesas, con sus vestiditos rosa y tiaras en la cabeza. Pero su piel estaba desgarrada y mostraban dientes ensangrentados y amenazantes. ¡Las niñitas con vestidos rosa no son así! ¡No amenazan, no se ven en estado de putrefacción y definitivamente no intentan atacarte! ¿Qué hace la señora entonces ante esa situación desconocida? Aprieta el acelerador y pasa por encima de las tres niñas arrollándolas con el auto. ¡¡¡Las señoras no arrollan con su auto a niñitas vestidas de rosa!!!

De eso se trata este punto, de tomar algo conocido (un muelle, una cadena; unas niñas y una señora) y hacerlos actuar de forma totalmente contraria a su naturaleza
El miedo a lo desconocido está impreso en nuestro ADN, hay que aprovecharlo.

Llamado a la solidaridad: Se busca al autor de la mano asesina. En la ejercitación para este punto, uno de los chicos que asistió al taller escribió un microrrelato sobre una mano asesina: su mano. Narraba que estaba dibujando en un vidrio y de repente su mano se volvía hacia él, le tapaba la boca y la nariz asfixiándolo. Un genio. No sé su nombre. Si alguien que fue al taller lo conoce, o si estás leyendo esto, quiero conocer a este joven autor, porque en pocas líneas logró transmitir mucho talento.




3.       Hacerlos esperar

El suspenso nace cuando las cosas que deberían suceder, no suceden… o demoran en suceder.
Si dejan una bomba debajo de una mesa y explota, tienes una escena de acción. Pero si la bomba no explota, el lector esperará que lo haga, se preguntará si explotará y mientras tanto gritará para sus adentros “Eh, tú, tienes una bomba debajo de la mesa… mírala, corre… o corta el cable rojo… ¡has algo!”

¿Cómo haces esperar al lector? Con un punto y aparte no es suficiente, porque el lector seguirá leyendo. Lo que hay que hacer es retrasar ese momento, narrándole esa espera con muchos detalles.

Como decíamos en primer punto, tal vez solo se trata de un sonido del otro lado de la puerta. ¿Qué hace? ¿Va directamente y descubre el origen del sonido? No, porque eso no tendría el mismo impacto en el lector.
En esta parte lo fundamental es la descripción, pero no de cualquier cosa o acontecimiento, sino de la forma en que se va desarrollando la escena.

Lo ideal es “rellenar” toda esa descripción con las sensaciones del personaje. Casi todos tenemos cinco sentidos, hay que usarlos todos para narrar esta espera. 
Si va desde la habitación hasta la cocina, puede describir sus pasos. ¿Son lentos, inseguros? ¿Hace ruido al caminar? ¿Va descalzo, qué siente bajo sus pies? ¿Oye algo? ¿Qué? ¿O hay más silencio del que debería? ¿Algo se siente distinto? ¿Hace frío o calor? ¿Siente miedo o curiosidad? ¿Sospecha qué será el sonido?
Se puede escribir una carilla entera sobre lo que demora en llegar el personaje desde su habitación a la cocina, sólo describiendo lo que siente.

Opinión personal. Puede que a Stephen King le haya funcionado eso de rellenar páginas enteras con descripciones superfluas sobre los dibujos y entramados de la alfombra, que poco tenían que ver con los espíritus que deambulaban por los pasillos del Hotel Overlook, pero ustedes no lo hagan, por favor… detesto las descripciones de relleno.


Lo de “hacer esperar”, va ligado a los puntos anteriores: Establecemos una situación normal y la quebramos, lo conocido se vuelve extraño y luego… nos guardamos el desenlace un rato, para que el lector sufra un poco con la espera.

Dan contó una anécdota sobre lo que los escritores norteamericanos llaman “el segundo zapato”.
Cuenta que un escritor vivía en un edificio y tenía un vecino viviendo en el departamento de arriba, que cada día, sin falta, llegaba de trabajar, se sacaba un zapato y lo dejaba caer pesadamente al suelo, molestando al escritor. Este rezongaba y se quejaba por el ruido. Segundos más tardes, caía el otro zapato y una vez más el escritor se quejaba de esa molestia doble que se repetía día tras día (hasta allí, establecemos lo normal). Otro día, como cualquiera, a la hora que su vecino de arriba llega de trabajar, una vez más el escritor escucha el zapatazo, se queja del ruido y se queda esperando la caída del segundo zapato… pero no cae (la normalidad, se quiebra). El escritor se queda esperando que se oiga algún otro ruido, pensando que quizá se demorará en quitárselo… y como no escucha nada, se empieza a preocupar… tanto, que termina llamando a la policía porque tenía la certeza de que a su vecino le había pasado algo malo, porque no había escuchado caer el segundo zapato (lo hicieron esperar demasiado y el suspenso lo hizo entrar en pánico).
Me gustaría saber si en realidad le paso algo, como caerse muerto con un zapato puesto, o simplemente ese día decidió sacárselo suavemente y dejarlo sobre un almohadón…

4.       Botones de miedo.

¿A qué le tiene miedo la gente en general?
-Insectos.
-Ratas.
-Payasos.
-Sangre.
-Fuego.
-La oscuridad.
-Gente desconocida de aspecto extraño o sospechoso.
-Estar solo.
-Perder a los seres queridos.
-Las alturas.

Si a las descripciones que ya habíamos incorporado a nuestro relato a partir del punto anterior, además le agregamos alguno de estos “botones de miedo”, vamos a transformar nuestra historia de suspenso a terror.

Una de las chicas del taller… que de repente no estoy segura de su nombre (oh, por favor, perdón. Decí presente si leés esta entrada), otro futuro gran talento de nuestra literatura, hizo para la ejercitación un microrrelato en donde narraba en detalle el recorrido desde un sofá hasta una puerta (el suspenso) pero además, agregó que estaba en completa oscuridad, que los insectos le correteaban la piel, que se enredaba en telas de araña, que al apoyarse en la pared sintió un líquido viscoso en sus dedos, que olía a humo y que se sentía un exceso de calor en el ambiente. ¡Ya no es solo suspenso! El lector ya no se pregunta “¿qué estará sucediendo?”, sino que grita “¡sal de allí ahora mismo!” porque lo que está sucediendo es malo y no necesitan averiguar el origen de los insectos o del humo para saber que es algo terrible y que el personaje no debería estar allí.

5.       Mostrar al monstruo

Los lectores tienen expectativas sobre el malo de la historia. El autor es el responsable de alimentar esas expectativas y de decirle al lector qué es lo que debería esperar.

Para lograr impacto en el lector, estas expectativas deben superarse o invertirse.

Si durante la historia se insinúa que hay un tiburón suelto comiendo todo lo que se le cruza, pero solo te muestran su aleta dorsal, cuando realmente aparece en escena el animal ¡tiene que ser gigantesco, más grande que cualquier tiburón promedio! Y si vomita la placa de un auto, mejor, así da la impresión de que se lo comió entero. Eso es superar las expectativas.

En mi experiencia personal, cuando estaba viendo “El señor de los anillos, Las dos torres”, sabía que Saruman estaba preparando un ejército de orcos, pero cuando lo enfocan y es enooooorme… se me corta el aire. Casi que se me cae una lágrima, como a Gríma, pero no de emoción…

Un ejemplo de invertir las expectativas, lo encontramos en "El silencio de los inocentes".
Al principio de la película le dicen a Clarise que no es bueno que hable con el Lecter, que es peligroso. Le recuerdan los horribles crímenes de los que se lo acusa. Cuando va a verlo al psiquiátrico, la llenan de recomendaciones sobre no acercarse, tener cuidado y otras cosas. Para llegar a la celda tienen que pasar por montones de sistemas de seguridad… Uno termina esperando a un monstruo terrible, una criatura semejante al hombre de Neandertal. Y sin embargo, el Dr. Lecter se presenta todo pulcro, perfectamente aseado y peinado; con una cultura y modales admirables, y un aspecto general más compatible con un abuelo cuentacuentos que con un caníbal serial. El espectador queda confundido, impactado por este giro de sus expectativas… queda al pendiente de que en algún momento se cumplan todas las predicciones de fatalidades que le vaticinaron a Clarise. La película fue exitosa porque nadie quedó defraudado en ese aspecto.


Espero que todo esto les sea de gran ayuda. Si ven alguna errata o es que las explicaciones no se entienden, me dejan un comentario o me mandan un email y lo corrijo.
Ya voy a poner en práctica todo este sistema en un micro que espero de los resultados deseados.
Para ver las partes anteriores del taller, pueden visitar los enlaces.

Ir a:

Ver el video grabado por la Embajada de USA

13 comentarios:

  1. Buenos días!!

    Acabo de leerme la entrada entera (pensé que se me haría más pesada al ser larga pero qué va, es muy interesante. Me gusta muchísimo lo que comentas en ella). Soy escritora y aunque hay algunos puntos de estos que sí manejo, hay otros en los que no había caído. Muchas gracias por iluminarnos (y lo digo en serio, de verdad). Con tu permiso me guardo algunos consejos para hablar de ellos en mi próximo video para escritores, son muy útiles y los ejemplos excelentes para ilustrar lo que desea explicar.

    P.D: Vengo por la campaña "Bloggeros Pequeños Unidos".
    Por supuesto te sigo y te dejo el link de mi blog.

    http://esthervampire.blogspot.com.es/

    Me he fijado en que tienes canal de youtube, tengo en marcha una iniciativa que tiene que ver ocn los Booktubers (se llama "Seamos suscriptores"). Puedes encontrarla en mi blog y ojearla y si quieres, estaremos encantados de darte la bienvenida al grupo. (En el blog también tengo otras iniciativas para ganar seguidores en el blog "Seamos seguidores" (ojea los comentarios, donde hay links es que quieren que les sigas je,je) o "Blogs Asociados" (ahí hay una lista de blogs que te sigues si les sigues y les avisas en comentairo).
    Mucha suerte y repito, me encanta esta sección de tu blog.

    Un abrazo y nos leemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther.
      Gracias por pasar a leer. Sí, es larga, pero no supe cómo cortarla sin que pierda su magia. Traté de que, por lo menos, resulte amena.
      Recuerda decir que este método es de Dan Wells, en definitiva, fue él quien me dio su permiso para publicar estas entradas. Si enlasas a su sitio, mejor.
      Mi canal de youtube es solo para armar las playlist, ni loca hago un video. Soy mega super archi hiper tímida... <:(
      Ahora me pasaré por tu blog y por tu canal.
      Nos leemos (y te veo).

      Eliminar
  2. Hola! Me ha gustado mucho esta entrada, aunque sea un poco larga, siempre me interesa conocer consejos para escribir mejor. He llegado hasta tu blog por la iniciativa bloggeros pequeños unidos, ya te sigo y te invito a que si quieres eches un vistazo a mi blog (http://buceandoenunmardelibros.blogspot.com.es/).
    Un beso! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Val.
      Me alegro de que te haya gustado la entrada a pesar de ser tan larga.
      Me voy a estar pasando por tu blog.
      Nos leemos.

      Eliminar
  3. Tengo que verme todos estos puntos de método de escritura, que ya vi la segunda parte, creo recordar y me parecieron geniales. Dije que los estaba empezando a apuntar como si fuera una clase más ^^

    Por cierto, te he nominado al premio Liebster Award y puedes verlo aquí http://crowashes.blogspot.com.es/2015/05/premio-liebster-award.html

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias M. ¿Otro premio? Creo que voy a tener que ponerme con ello de una vez, antes de que se me acumulen más... je. Gracias.

      Y esto de "asustar al lector", me encanta, la verdad que hay cosas que nunca había tenido en cuenta, hasta ese día, cuando hice las ejercitaciones y me di cuenta que a mis micro les faltaba algo... Vos sos muy buena con las historias de suspenso y terror, pero nunca están demás algunos consejos para afinar nuestro lapiz... ;)

      Eliminar
  4. Ays, me encanta!! Ten un buen finde cielo!!

    Ya que estoy por aquí te invito a mis sorteos internacionales:
    10$ para Jexshop & Vestido de lunares

    Nos seguimos? Hazlo y yo haré lo mismo:
    Mi blog | Bloglovin | Facebook

    (っ◕‿◕)っ♥

    ResponderEliminar
  5. ¡Hooola! Has sido nominada para los premios liebster: http://librosinsentido.blogspot.com.es/2015/05/liebster-award.html

    ResponderEliminar
  6. Hola. Hacia teimpo que no ne pasaba por aqui. Acabo de ver lo que me comentaste de Wells. Vaya es genial. Muy buenos consejos para el genero. Seguro que diafrutaste un monton que envidia de la sana. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna, perdón por el retraso al contestar (pobre mujer, terminará acostumbrada a mis retrasos).
      Sí, es el curso que te comenté y la verdad que estuvo muy bueno y divertido. Me alegra que me hayan permitido compartir todo, así otros lo aprovechan.

      Eliminar
  7. Hola!
    Que buenos consejos, me encantan los libros de terror y pronto estoy prensando en empezar a escribir, seguro que me ayudan mucho, gracias, It es el libro que me inicio en la lectura junto a El resplandor.
    Saludos y besos, ya te sigo, soy tu seguidora 40, si quieres puedes pasarte por el mío

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana.
      De verdad que da muy buenas ideas. También estoy pensando en ponerme a escribir un relato donde pueda aplicar todos estos conceptos y a ver qué sale.
      ¿En serio esos libros te lanzaron a la lectura? A mí me resultaron bastante pesados, pero supongo que todo depende de la edad que una tenía al ponerse a leerlos.
      Nos leemos.

      Eliminar

Quiero conocer tu opinión. Mándala por aquí, por facebook, twitter, email a gorelia@live.com.ar, o como te quede más cómodo, la esperaré...