domingo, 28 de junio de 2015

Reseñas para escritores #4: Lectores Aéreos de Gabriella Campbell

Reseñas para escritores: Para aprender a escribir hay que leer, leer, leer y leer. "Lee sobre todo a los grandes, para imitar sus patrones y talento. Lee un poquito a los malos, para reconocer sus errores y aprender de ellos. Lee ficción, lee ensayo, lee sobre el acto de escribir."


Título: Lectores Aéreos


Autora: Gabriella Campbell


Editorial: No tiene, es autopublicado.


Páginas: aproximadamente 138 a 153 (es un epub, así que depende de la aplicación)


“¿Quieres leer sobre edificios que respiran, reencarnaciones fatales, predicciones ineludibles, vacas alienígenas, mantícoras moribundas y corazones de cristal? Este es tu libro.”



Hola gente. ¿Cómo están? Andan leyendo, así que de seguro eso les sienta bien.
Como les había prometido, les traigo esta nueva reseña para escritores que me hace mucha ilusión.
Es especial por dos razones:
Esta es mi primer colaboración. Es un honor que alguien confíe tanto en mí como para regalarme su libro, esperando una reseña honesta.
Además, es una autora que aprecio mucho y la considero como una maestra. Nunca había leído narrativa de ella, siempre fueron artículos. Como reza el encabezado de mis reseñas, hay que leer de todo incluyendo ensayo y artículos sobre el arte de escribir. ¿Quién era que dijo eso? ¡Ah, pues si es esta misma autora! Feliz coincidencia.

Esta antología titulada “Lectores aéreos” es de la autora española Gabriella Campbell y salió a la venta este mes. Tiene quince cuentos. Algunos cortos, otros un poco más extensos, pero todos con el largo justo como para leerlos esperando el autobús, viajando en el subterráneo o en la fila del supermercado.
¿Quieres leer uno antes de dormir? Mmm… no sé si sea recomendable. Pueden ser un poco perturbadores.


Voz y estructura

La mayoría de los relatos están narrados en tercera persona omnisciente, pero hay un par contados por sus protagonistas. Prevalece el tiempo pasado.
La estructura de la colección es sencilla: una pequeña introducción y quince relatos al hilo, con un solo gráfico antes del séptimo cuento. El orden de los relatos parece aleatorio o al menos yo no legré descifrar la clave que les asigna su lugar.

El tema

Estos quince cuentos no tienen un hilo argumental que los enlace ni giran en torno a la misma historia. De hecho, cada uno de ellos viene de un universo propio.

Lo que tienen en común es que cada uno de ellos posee un tinte fantástico, algo de magia (criaturas mitológicas, naves espaciales y cosas extrañas que solo pudieron cultivarse en la imaginación de la autora). Es una obra con algunos toques surrealistas, humor negro y drama.

Lejos de ser los típicos cuentos de fantasía que suelo leer (o escribir) estos tienen todos un significado mucho más profundo y humano (aunque los personajes no lo sean). Hablan sobre el amor, la sexualidad, la soledad, los fracasos, errores propios y ajenos, culpa, malas decisiones, adicciones, muerte (muchas muertes) y en algún caso: un final feliz.

Aquí es donde rescato mi aprendizaje para futuros lectores: se puede escribir un libro con temática de fantasía destinado para lectores adultos. 
¡No sean mal pensados! No “ese” tipo de fantasía para adultos. 

Más allá de que el tema sexual está presente en la mayoría de los relatos, se plasma de forma natural, como parte de lo cotidiano, sin ningún tipo de erotismo barato. Generalmente viene a consecuencia del amor o de la necesidad biológica, y en algunos casos, por una acción violenta. 
Lo importante es que se pueden fusionar temas serios y problemas familiares, con mantícoras, dragones, dimensiones paralelas, viajes en el tiempo, vacas extraterrestres y tiburones violadores.
(Robado de su página de Facebook)

El mensaje

Supongo que este sería un buen título para ponerle a la parte donde les cuento lo que obtuve de estos relatos.

Toda buena historia deja algo, estos cuentos me han dejado un reguero de expresiones.

Alguno me dejó un “¡oh!”, “¡ah!” o “¿qué?” en los labios. Otros simplemente me dejaron con la boca abierta o una media sonrisa cómplice. Un par me abandonaron con el ceño fruncido y una profunda confusión.

Pude comprobar que no eran cuentos para leer de corrido uno tras de otro. Necesitaba pensarlos, analizarlos, saborearlos después de leerlos. Unos dramáticos, otros más divertidos, todos con una estela de emociones.

Uno en particular, titulado “Nada en el mundo”, me golpeó sin piedad en cada descripción y en cada acción de la protagonista. Me hizo sufrir. Cuando llegué al final… estaba tan pasmada que simplemente no lo podía creer.
Recuerdo que mientras lo leía estaba en medio de una plaza buscando achuchada un rayo de sol (acá es invierno). Al leer ese final me quedé pasmada, en medio del camino, con la mirada perdida en la nada, pensando. Sentí más el frío del que ya tenía… y empecé a leerlo una vez más. 

Si buscan el libro en Lektu o Amazon, verán que lleva como subtítulo “Un relato de terror y catorce de fantasía”. No puedo decirles cuál es el de terror. Eso dependerá de los muertos que cada lector guarde en su ropero.

Sobre la autora

Gabriella Campbell nació en Londres pero vivió siempre en España. Escribe sobre literatura y el mundo de la edición y la escritura para el blog de Lecturalia, el de Lektu o el propio, llamado Gabriella Literaria.
Asesora a otros escritores mediante correcciones, informes y edición. Además de esta antología ha publicado un libro de fantasía y ci-fi a medias con José Antonio Cotrina titulado “El fin de los sueños” y también pueden leer otros relatos en su blog.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Quiero conocer tu opinión. Mándala por aquí, por facebook, twitter, email a gorelia@live.com.ar, o como te quede más cómodo, la esperaré...