viernes, 2 de octubre de 2015

Autores encadenados #1 Isaac Asimov

Hola soñadores. Esta será mi primer entrada de la iniciativa “Autores encadenados”. Como ya les conté en esta entrada, sigo una iniciativa inventada por el colega JAriza del blog Chronicle & Cover. La consigna es recomendar libros a través de sus autores, tanto noveles como consagrados y compartir nuestras experiencias con sus lecturas.

El último eslabón en la cadena es Haruki Murakami, así que me engancho con un autor cuyo nombre empieza con I. Mi elección es “Isaac Asimov”.

ISAAC ASIMOV


Nacido el 2 de enero de 1920 en Petrovichi, Rusia.
Fallecido el 6 de abril de 1992 (72 años) en Nueva York, Estados Unidos.

El señor de las grandes patillas, es uno de los principales exponentes de la “ciencia ficción dura”. Dedicó veinticinco años de su vida a la investigación y eso se nota en sus historias de alto rigor científico y técnico.

No me voy a explayar mucho en su vida, ni en su obra, porque escribió varios cientos de libros e historias para antologías, así que me voy a centrar en lo que conozco, que es la finalidad de esta iniciativa.

Lo más importante a destacar, es que escribió la serie de la Fundación, que está compuesta por: La Serie de los Robots (o Ciclo de la Tierra), la Trilogía del Imperio Galáctico y el Ciclo de la Fundación (o Ciclo de Trántor).

Crea toda una serie en la que muestra su propia versión del futuro. Una ficción tecno-sociológica donde los artefactos tecnológicos, fundamentalmente los robots, condicionan la organización social de modos que sorprenden e incitan a la reflexión. Incluso puede decirse que muestra una perspectiva polémica de la familia en el entorno social.
Son aproximadamente 16 libros, pero el número exacto es difícil de determinar porque, aunque la mayoría de ellos son novelas, algunos son recopilaciones de relatos cortos que han sido hechos de modo muy diferente aunque con frecuentes superposiciones. Por ejemplo, distintos relatos cuentan sobre el mismo suceso, pero narrado desde el punto de vista de distintos personajes en circunstancias totalmente distintas; puede que ocurran cronológicamente al mismo tiempo, o con espacio de cientos de años en medio. También es común encontrar al mismo personaje en distintas historias cortas diseminadas por variadas antologías.

Sin duda, el legado más sagrado que ha dejado Isaac Asimov a la humanidad en general y a la ciencia ficción en particular son LAS TRES LEYES DE LA ROBÓTICA.

1- Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.


2- Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.


3- Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.


¿Las conocen? No concibo la idea de escribir una historia con robots sin tener en cuenta estas leyes. Se hicieron famosas con la película “Yo Robot”, protagonizada por Will Smith, pero la historia original es de 1950, un simple relato que dio origen a grandes ideas. Sin ir más lejos, me juego unas cuantas monedas que de allí salió el guion cinematográfico de toda la Saga de Terminator.

Solo dos libros llegaron a estar en mi poder (más algunos otros cuentos en antologías de ciencia ficción), cuando salió la colección de la saga de La Fundación, mi situación económica no me permitió comprarla y ahora es difícil de conseguir.

Viaje alucinante (1966) Fue concebida originalmente como un guion cinematográfico por otros autores y Asimov le brindó su pluma para poder convertirla en novela. Trata de un equipo de especialistas que son metidos en un submarino, encogidos a tamaño celular e inyectados en el torrente sanguíneo de un científico con un coágulo en el cerebro. Su misión es operar al hombre “desde adentro” para poder sacarlo del coma y recuperar la valiosa información que el mismo tiene que brindar al gobierno para salvar al país, o al mundo. Como digna novela de la época de la guerra fría, tiene espías, agentes dobles, misterios, secretos, un romance bien disimulado y mucha aventura en la lucha contra los feroces glóbulos blancos y todos los peligros que puedan llegar a imaginar encontrar dentro del cuerpo humano.

El hombre bicentenario y otros relatos (1976). Este libro corresponde a la serie de los robots y el relato principal fue escrito por pedido del Gobierno de Estados Unidos para su bicentenario. Varios autores fueron invitados a participar con un cuento cuyo tema era “the bicentenneal man” y como ningún hombre vive tanto, Asimov creó una historia sobre un robot con un “defecto” en sus sistema que lo hacía capaz de tener talento (para tallar la madera) y sensibilidad. Este robot poco a poco va asimilando el mundo de los humanos hasta desear ser reconocido como uno de ellos, lo cual lo lleva a luchar por obtener su humanidad de manera legítima. Fue llevada al cine con Robin Williams de protagonista.

Esta es mi recomendación: lean a Isaac Asimov

Aunque no sean fans de la ciencia ficción, su trabajo es tan representativo, que reconocerán en su obra la chispa inicial de muchas películas y novelas actuales.

¿Han leído a Asimov?
¿Qué esperan para hacerlo?
¿Me recomiendan algún otro de sus libros?
Nos vemos en el próximo eslabón de la cadena.


2 comentarios:

  1. Hola!!! no he leido ningun libro de este autor, pero sin duda, tengo que leer algo suyo ya, me ha llamado mucho el hombre bicentenario y otros relatos, asi que seguro que lo leeré. Y lo de las tres leyes de la robotica no sabia que se debian a el.
    Gracias por participar en la iniciativa y ahora mismo comparto tu entrada en mi blog
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Jaime. Es uno de mis escritores favoritos. Icono de la ciencia ficción y la literatura de robots. De hecho, no lo puse en el post, pero es un dato curioso: la Academia de Oxford, agregó varias palabras al diccionario, como por ejemplo "positronic", porque se popularizaron a raíz de sus relatos. Nosotros la traducimos como positrónico, pero la RAE todavía no la admite.

    ResponderEliminar

Quiero conocer tu opinión. Mándala por aquí, por facebook, twitter, email a gorelia@live.com.ar, o como te quede más cómodo, la esperaré...