Este lugar, mi lugar

Como es mi primer entrada, creo que debería presentarme: Hola, mi nombre es Gorelia Bernad y me gusta escribir.


En realidad, no soy buena con las presentaciones, así que solo haré un resumen histórico de mi camino como aprendiz de escritora.

Siempre tuve “demasiada” imaginación. Cuando aprendí a expresarme de forma escrita, mis maestras de primaria fueron las primeras fans de mis cuentos.
Más tarde descubrí que además de una forma de contar locas historias fantásticas o de terror, también me servía para expresar lo que me molestaba o me dolía y que al volcar mis sentimientos en el papel, me sentía liberada.

Mis primeros pasos serios en la narrativa, fueron un rotundo fracaso y lo dejé por un tiempo.

Empecé de nuevo en el foro Purple Rose, incluso antes de que se forme el staff de escritores. Una vez ya formado empecé a participar de los concursos y me fui largando despacito.

Entonces conocí los juegos de rol por foro. Ahí sí que empecé a escribir como loca otra vez. Mis posts podían llegar a tener más de diez hojas, sin ningún problema. No era de calidad, no eran perfectos, incluso muchas veces tenía que editar y reeditar algo más de una vez porque no se entendía lo que quise poner. El furor de querer poner todo lo que tenía en la cabeza, la obligación de postear en tiempo para no detener la ronda de roleo, hicieron de la escritura un hábito y en cierta forma, adquirí un ritmo y un método para hacerlo.

Empecé además a estudiar por mi cuenta sobre el proceso de construcción narrativa y edición. Incluso llegué a armar un mini curso de narrativa junto con otra chica del foro.

Más tarde me cambié al foro Addictive Lily, que es un espacio exclusivo para escritores. Ahí seguí escribiendo, impulsada por los concursos, inspirada en canciones, imágenes y otras cosas insólitas; sólo que en vez de rolear como en el otro foro, me concentré en aprender más sobre el proceso de escribir.

Pero, como suele suceder en la vida, una no tiene el control total de todo lo que pasa alrededor, y circunstancias difíciles me alejaron del foro y también de la escritura.

Pensé que iba a sobrevivir sin escribir. Leía como loca, buscando entretener mi mente inquieta. Intenté seguir alguna de las novelas que tengo empezadas, pero el hábito se había ido y cada vez era más difícil prender la computadora.
Ya tenía tres cuadernillos llenos de garabatos hechos a tinta y un listado de ideas esperando a ser escritas. Incluso, sin querer, empecé a colaborar con una revista de literatura juvenil, con algunas reseñas y artículos, pero todo parecía cada vez más oscuro en mi horizonte como escritora.

Me dolió mucho reconocer que no podía seguir. No podía dejarlo, lo necesitaba como al oxigeno o la comida. Luché para tenerlo devuelta, para retomar el camino a convertirme en escritora.

Empecé hablando con mi familia y tratando de resolver los problemas más complejos, o al menos, pedí ayuda y vamos tratando de resolverlo. 
Paso dos: compré un escritorio, donde siempre pueda tener mis papeles y mi computadora listos para crear aunque solo disponga de unos pocos minutos.
Paso número tres: volver a tener la obligación de escribir, retomar el ritmo y el hábito. Pude haberme puesto a rolear otra vez, pero prefiero volcarme a historias propias, así que decidí inaugurar este blog, comprometerme a publicar seguido y salir de la burbuja en la que me he encerrado.


Este es mi nuevo hogar, un lugar donde escribir, expresarme, mostrarme, aprender y crecer. Tal vez estoy pidiendo demasiado, pero tengo que intentarlo.


Mi propio espacio para volcar mis relatos, proyectos de historias futuras y delirios que no tienen nada que ver con nada.

P/D: No descarto la posibilidad de invitar a alguien a que comparta algunas líneas conmigo alguna vez).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Quiero conocer tu opinión. Mándala por aquí, por facebook, twitter, email a gorelia@live.com.ar, o como te quede más cómodo, la esperaré...